El ilorcitano Pedro Salar Vidal consigue el cinturón negro de Judo con solo 15 años

Pedro  Salar Vidal “Es su pasión”, así definen familiares y amigos lo que siente este joven ilorcitano por el Judo. Disciplina en la que, finales del mes de junio, obtenía el cinturón negro. A sus 15 años y formándose en la Escuela Municipal de Judo de Lorquí, Pedro Salar Vidal ha hecho realidad uno de sus sueños. No con poco esfuerzo y dedicación, pues tal y como reconoce son entre 3 y 5 horas de entrenamiento semanal que debe compagina con los estudios, actualmente cursa 4º de ESO de Ciencias, y con el tiempo de ocio y familia. Además, también recuerda que la práctica de este deporte le exige llevar un control físico y cierto cuidado en su alimentación y su peso.

Pedro práctica este deporte desde los 4 años, con lo que ha demostrado su tesón y constancia durante más de 11 años. Tenacidad que le lleva hoy a celebrar este triunfo junto a su familia, que reconoce que siempre ha estado ahí mostrándole su apoyo. Pero además de las personas más allegadas, que han vivido cada triunfo y cada esfuerzo, para él hay una figura muy importante que le acompaña en cada paso y en cada entrenamiento, su profesor José Moreno Selva. “Ha estado siempre ha mi lado” y por eso aprovecha para manifestarle públicamente su enorme agradecimiento.

A través de la práctica de esta disciplina Pedro asegura que “aprende cosas más allá del deporte, porque se trabajan muchos valores, y marca el carácter y los hábitos”, tal y como comentó durante el recibimiento que el alcalde, Joaquín Hernández, le hizo en su despacho la semana pasada, quien además se comprometió a seguir apoyando el Judo a través del deporte municipal e impulsarlo en el próximo ejercicio.