Ayuntamiento y CHS firman un convenio para la recuperación de la ribera del río

visita al río chs El Ayuntamiento de Lorquí y la Confederación Hidrográfica del Segura han firmado esta semana un convenio de colaboración con el objetivo de desarrollar acciones de forma conjunta para la recuperación de la ribera del río Segura. La firma, que tuvo lugar en el Salón de Plenos, se realizó entre el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura, Mario Urrea, y el alcalde del municipio, Joaquín Hernández.

Durante la reunión el primer edil destacó la importancia del acuerdo ya que “con este pretendemos desarrollar acciones conjuntas que sirvan para dar más vida a nuestro río”. Acciones que se realizarán también en colaboración con ANSE y con la Asociación de Amigos del Patrimonio y las Cuevas de Lorquí, que han mostrado su preocupación y sensibilidad con este asunto durante los últimos meses. “Nuestra intención es ir de la mano administraciones públicas y ciudadanía para acabar con el problema de las cañas de una vez, recuperar el río y evitar, así también, la proliferación de plagas de mosquitos en verano, incendios y posibles inundaciones en épocas de lluvia”.

 Por su parte, Urrea indicó que la intención es firmar y poner en marcha protocolos similares con todos los municipios de la ribera del río para que, a través de las administraciones locales, se puedan coordinar y desarrollar actuaciones en los márgenes del río por parte de vecinos y voluntarios, una fórmula que ya se ha probado en otras zonas y que ha dado un resultado bastante gratificante.

El convenio recoge que se pueda dar capacidad de actuación al consistorio local para realizar plantaciones de bosque autóctono de la zona y la ribera y, entre otras cosas, frenar con ello el crecimiento de la conocida caña invasora.

Tras la ratificación del convenio, se acompañó a los miembros de la CHS a visitar el río Segura a su paso por el municipio para comprobar su estado, así como las ramblas que conectan directamente con el mismo. La firma del convenio es un paso más para conseguir un río limpio que pueda ser disfrutado por vecinos y turistas.