En verano se intensifican las actuaciones para la prevención y erradicación de plagas en el municipio

Las actuaciones para la prevención y el control de insectos y roedores se realizan de forma periódica y sistemática durante todo el año, aunque se intensifican de cara al verano y las fiestas, coincidiendo con el aumento de las temperaturas, la finalización del curso escolar y las fiestas de Lorquí

 mosquitos

Durante el mes de julio se realizarán actuaciones especiales en el entorno de los colegios, el polideportivo municipal, la piscina, la biblioteca, la escuela de música, el auditorio, los parques y jardines y en las zonas residenciales con mayor número de incidencias tanto en los meses previos como en los años anteriores.

Está previsto que los próximos días 2 y 3 de julio se realicen tratamientos en el alcantarillado, coincidiendo con las fechas en las que se suele producir una mayor proliferación de cucarachas y roedores. Hay que tener en cuenta que cuando se realizan los tratamientos se produce un ‘efecto huida’ y las cucarachas intentan salir de las tuberías por los desagües, arquetas y alcantarillados, siendo normal verlas en calles y patios. Por este motivo, se recomienda tapar las arquetas de las casas y los sumideros de los patios para evitar la entrada de cucarachas a las viviendas en los días siguientes.

En cuanto a mosquitos y mosca negra, aparte de las actuaciones periódicas en el núcleo urbano, este año se van a mejorar e intensificar los tratamientos en aquellos puntos de mayor riesgo e incidencia, como son el parque de La Constitución, los parques de la Avenida Ginés Asensio, los polígonos industriales y el polideportivo municipal, por su proximidad a zonas de agua estancada como son los márgenes del río, el Saladar y la rambla. Se pretende así que los tratamientos sean más eficaces, procurando el bienestar de los vecinos y vecinas de Lorquí con el menor impacto ambiental y el menor riesgo posible para la fauna de la zona.

El Ayuntamiento ha firmado un convenio con la Dirección General de Salud Pública para la vigilancia y detección del mosquito tigrea través de trampas biológicas en las zonas de mayor riesgo. “Estos dispositivos se geolocalizan a través de una aplicación móvil y se revisan cada dos semanas, enviando las muestras obtenidas a los laboratorios del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca. Así podemos coordinarnos con la Consejería de Sanidad y emprender medidas en caso de detectar la presencia de este mosquito en nuestra zona, donde el riesgo es mayor”, señala el concejal de Sanidad, Jesús Abenza.

Abenza aclara que “aunque el mosquito tigre sea de especial interés, lo principales problemas sigue siendo el mosquito común y la mosca negra, sobre todo en la Vega Media del Segura, donde a pesar de invertir más dinero no obtenemos resultados satisfactorios a la hora de combatir estas plagas por el lamentable estado del río y de las ramblas, debido a la proliferación descontrolada de la caña común”.

Este año, además, se han mantenido conversaciones con Sanidad Ambiental y Salud Pública para promover un protocolo de actuaciones coordinadas para los Ayuntamientos de la Vega Media y el Valle de Ricote, donde la proliferación de casas en la huerta y la proximidad al río hacen que las molestias causadas por los mosquitos sean más importantes. “Tanto la Consejería como los Ayuntamientos pretendemos sumar esfuerzos para gastar mejor el dinero y ser más efectivos”, indica el concejal, quien reclama “soluciones integrales que pasan por cortar las cañas y frenar su crecimiento, al mismo tiempo que se plantan aboles autóctonos, tal y como ya ha hecho Confederación Hidrográfica del Segura en otros tramos del río y que esperamos e intentaremos que también se haga en nuestro municipio”.

Recomendaciones: desde la Concejalía de Sanidad se recuerda que es de vital importancia no dejar recipientes con agua estancada durante varios días en patios y ventanas, ya que los cúmulos de agua sirven de criaderos para los mosquitos.