Lorquí reconoce a su ilustre vecino Pedro Villa con el título de ‘Hijo Predilecto’

Su persona ha inspirado la creación de la Asociación Camino al Humanismo y la Ciencia para el estudio y la investigación de la cultura y el patrimonio de nuestro pueblo

El Ayuntamiento de Lorquí ha querido otorgar a uno de sus vecinos más ilustres Pedro Villa Valero, licenciado, doctor y catedrático en Física y Química, el título de ‘Hijo Predilecto’ por su implicación con el municipio y por ejercer de embajador de este pueblo fuera de nuestras fronteras.

El acto de homenaje en el que se le entregaba la placa con dicha distinción se celebraba el pasado sábado 27 de abril y contaba con la presencia de numerosos familiares, vecinos y vecinas del pueblo de Lorquí, autoridades locales y miembros de la Corporación Municipal.

Pedro Villa nacía el 8 de octubre de 1937 en la calle del Reloj y tras cursas sus primeros estudios en Lorquí viajaba junto a su madre a Manduel, Francia, para reunirse con su padre, exiliado allí al finalizar la Guerra, donde completaría su formación académica en varias etapas hasta conseguir la licenciatura en Física y Química en 1960 en la Facultad de Ciencias de Montpellier. Posteriormente, se doctoraría en ‘Estado en Ciencias Físicas y Químicas’ en 1968 y alcanzaría la cátedra en la Universidad de Picardie Jules Verne un año más tarde, en 1969.

Comenzó sus investigaciones estudiando la estructura de las moléculas y sus mecanismos de reacción, para más tarde dedicarse a nuevos campos como los tensioactivos biodegradables y el mundo de los cristales líquidos.

Entre sus logros se encuentran la formación de 47 doctorandos en química orgánica y glicoquímica, la dirección de 77 tesinas, 188 publicaciones en revistas científicas internacionales, 33 patentes, 249 comunicaciones y 25 conferencias en Francia y el Extranjero.

Además, su implicación con el pueblo de Lorquí han inspirado la creación y consolidación de la Asociación Camino al Humanismo y a la Ciencia, a la que aporta una beca de 3.000 euros, para que los jóvenes ilorcitanos puedan estudiar e investigar sobre la cultura y patrimonio de nuestro pueblo.

Así, el pueblo de Lorquí ha querido agradecer su vinculación e implicación con su tierra natal otorgándole la más alta distinción que se reserva a los ilorcitanos, el nombramiento de ‘Hijo Predilecto’ y con este acto de homenaje expresarle su reconocimiento y manifestar el profundo orgullo de saberle entre los suyos.