El Ayuntamiento aprueba la cesión de terrenos a la Comunidad Autónoma a cambio de cinco viviendas de promoción pública

Este acuerdo, logrado a través del tesón, el esfuerzo y el trabajo del Equipo de Gobierno, pone fin a la situación irregular de estas familias que durante años no han podido escriturar sus casas

El Pleno del Ayuntamiento de Lorquí aprobó por unanimidad el pasado mes de mayo, a petición de la propuesta presentada por la concejal de Urbanismo, Carmen Baños, el acuerdo de permuta de cinco viviendas de promoción pública de la Comunidad Autónoma por una parcela municipal ubicada en el Plan Parcial Residencial Sector S valorada en 245.000 euros con el objeto de satisfacer las necesidades de vivienda de promoción pública y poner solución así a la situación de cinco familias del municipio vecinos de la Calle Lepanto que podrán escriturar sus viviendas.

Este escenario arranca en el año 2004 cuando se firma un convenio entre la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento de Lorquí y varios vecinos del municipio por el que estos dejan sus viviendas ante la falta de habitabilidad de las mismas y ceden los terrenos al Ayuntamiento, mientras que la Comunidad Autónoma se compromete a la construcción de nuevos inmuebles para ellos. Durante más de 10 años la situación ha estado paralizada ante la imposibilidad del Ayuntamiento, por unas u otras circunstancias,  de hacer frente a su compromiso de pago a través de la cesión de terrenos municipales por el importe de dichas viviendas, tiempo en el que los vecinos han permanecido de forma irregular sin poder escriturar sus viviendas.

“Cuando entramos al Gobierno nos hicimos cargo de esta situación desde el primer momento para cumplir con la obligación del Ayuntamiento y poder regularizar la situación de estos vecinos. Empezamos prácticamente desde cero pero el trabajo y el esfuerzo han sido constantes, como deja a la vista la documentación de estos años, y podemos decir que finalmente hemos llegado a un acuerdo que permite a estas cinco familias escriturar sus vivienda y poner fin a su problema”, tal y como destacó la edil.

Por su parte, el alcalde, Joaquín Hernández, aseguro que se siente muy satisfecho de haber resuelto la situación de las viviendas de la Calle Lepanto, que es fruto “del tesón, constancia y responsabilidad del Equipo de Gobierno” y también quiso agradecer a la Dirección General de Vivienda el interés compartido por llegar a este acuerdo.