“No hay nada como jugar y defender un escudo de tu tierra, que sientes tuyo”

Recepción Futbolista Slide
Con sólo 20 años, José Manuel Sánchez Guillén, puede afirmar que sus sueños se van cumpliendo. El joven deportista ilorcitano, hijo de José Sánchez Asensio y Encarna Guillén García, juega desde el pasado mes de enero en el primer equipo del Real Murcia y lo hará hasta final de temporada cedido por la Unión Deportiva Almería, lo que ha supuesto una motivación extra en su carrera. “No hay nada como jugar y luchar en el campo para defender el escudo de tu tierra, el que sientes tuyo”, tal y como aseguraba en la recepción que el alcalde del municipio, Joaquín Hernández, le hacía en el Ayuntamiento en reconocimiento a su trabajo y trayectoria.

Contento de estar en casa y de volver a Lorquí a vivir con sus padres; ya que juega desde los 13 años en las categorías inferiores del equipo almeriense, lo que le ha tenido alejado de su pueblo; reconoce que tenía varias ofertas y propuestas de otros clubes pero que “me ha tirado la tierra”. Además, destaca el gran recibimiento y acogida, tanto en el municipio como en la plantilla, y que no para de recibir felicitaciones y palabras de ánimo de todos los vecinos.

Como no puede ser de otra manera, confiesa que su familia está feliz de tenerle de nuevo cerca y que entre lo mejor de estar aquí está “el poder jugar en este campo y con una afición tan buena”.

El joven ilorcitano recuerda como antes de estar federado, siendo aún muy pequeño, se quedaba llorando por no poder jugar con los otros niños y reconoce que ha tenido que realizar muchos sacrificios y renuncias por cumplir sus sueños, tanto en la disciplina de ejercicio físico y alimentación como a la hora de salir y hacer cosas con los amigos. Sin embargo, su meta está en seguir creciendo y mejorando porque “hago lo que me gusta”.

Por su parte, el alcalde le manifestó su apoyo y reconocimiento y mostró su satisfacción y orgullo de contar con un joven que lleva el nombre de Lorquí lejos de nuestras fronteras asociado al trabajo duro, a la superación, al trabajo en equipo… y  a muchos de los valores propios del deporte de élite y a primer nivel. “Es un orgullo para todo el pueblo que juegue en el Real Murcia y estamos seguros de que seguirá creciendo y lo veremos en mucho otros grandes equipos”.