Descabezada una banda delictiva dedicada a cometer robos con fuerza en viviendas en la Vega Media

Hasta el momento, se ha detenido al cabecilla de la red delictiva.

Se ha esclarecido una treintena de robos con fuerza cometidos en Lorquí y Ceutí.

Han sido recuperados efectos sustraídos valorados en más de 40.000 euros, que han sido devueltos a sus propietarios.

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Lorquí y en el marco del “Plan contra el robo en viviendas”, ha desarrollado la operación “MIRIAN” que se ha saldado con la desarticulación de una banda delictiva asentada en Lorquí y Ceutí, y dedicada a esta tipología delictiva.

Hasta el momento se ha detenido al cabecilla de la banda, se ha esclarecido una treintena de robos con fuerza en viviendas y se han recuperado efectos sustraídos cuyo valor supera los 40.000 euros y que estaban preparados para su inminente exportación a Rumania.

La investigación se inició el pasado mes de agosto, con ocasión de la comisión de algunos robos con fuerza en viviendas de Lorquí y Ceutí que habían generado alarma social entre la población.

Los agentes establecieron un dispositivo de investigación con minuciosas inspecciones técnico-oculares en las viviendas objeto de los robos, con la finalidad de recabar todos los indicios posibles sobre la forma ilícita de actuación durante los hechos, así como la estructura del grupo delictivo y la identidad de sus integrantes.

Estructura organizada y jerarquizada

Los primeros indicios determinaron que tras la autoría de los robos se encontraba un entramado criminal compuesto por varias personas de nacionalidad rumana, con una estructura organizada y jerarquizada.

Su principal actividad delictiva era la comisión de robos en viviendas de localidades de la comarca de la Vega Media. Para acceder a los inmuebles empleaban la fuerza sobre puertas o ventanas y, una vez en su interior, sustraían joyas, dinero en efectivo, prendas de vestir, teléfonos móviles, juguetes, herramientas y electrodomésticos de diferente tipo, como televisores, microondas, equipos informáticos, videoconsolas, equipos de sonidos o reproductores.

Cada semana, los objetos sustraídos eran embalados y camuflados con otros artículos en vehículos particulares que tenían como destino Rumania, donde eran comercializados.

Tomaban medidas de seguridad

Generalmente cometían los robos durante la noche. Los integrantes operaban coordinados y estudiaban a los moradores de las viviendas para asegurarse de que no estuvieran en el inmueble y, así, no ser sorprendidos y actuar con tranquilidad. Utilizaban como núcleo o sede de la organización inmuebles arrendados en Lorquí y Ceutí, donde residían un corto espacio de tiempo, y lo abandonaban tras cometer un número considerable de robos con el objetivo de dificultar la acción policial.

Las técnicas criminalísticas aplicadas por los investigadores y los indicios obtenidos permitieron identificar a los integrantes de la organización criminal y ubicar su sede actual, por lo que se estableció un dispositivo en el que se llevó a cabo, previa autorización judicial, la entrada y registro en la vivienda, donde se hallaron numerosos efectos procedentes de los robos que se encontraban empaquetados para un inminente envío hasta Rumania. Tras todo ello, se procedió a la detención y posterior puesta a disposición judicial del principal responsable de la red delictiva.

El análisis de la información obtenida en la investigación ha permitido determinar que el grupo delictivo desarticulado ha cometido una treintena de robos en viviendas de localidades de la Vega Media.

Detenido

Los agentes han detenido, como presunto autor de delito de robo con fuerza en viviendas, al cabecilla de la organización identificado como:

– C.F.G., cabecilla de la red, rumano, de 23 años y residente en Lorquí.

El arrestado posee antecedentes por la comisión de hechos delictivos similares.

Efectos recuperados

En el registro domiciliario efectuado en la última sede de la banda, los agentes recuperaron gran cantidad de efectos sustraídos en viviendas como electrodomésticos (microondas, aspiradoras, calefactores…), videoconsolas y juegos, joyas, numerosas herramientas (cortasetos, compresor de pintura, esmeriladora, taladros, destornilladores, patas de cabra, guantes…), todo ello con un valor superior a los 40.000 euros y que, tras ser puestos a disposición judicial, han sido devueltos a sus legítimos propietarios. Además se ha incautado un turismo de gama alta que utilizaban en su actividad delictiva.

El detenido, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Molina de Segura (Murcia), que ha ejercido la dirección judicial de la operación y ha decretado el ingreso en prisión preventiva del arrestado.

La operación continúa abierta para detener al resto de los integrantes de la organización delictiva, no descartándose el esclarecimiento de más hechos delictivos cometidos por los mismos.