Recomendaciones para los días de calor este verano

ola-de-calorLa exposición a temperaturas excesivas puede afectar especialmente a las actividades realizadas sobre el colectivo de atención de servicios sociales. Por otro lado, existen otros colectivos susceptibles de sufrir una exposición excesiva al color por razones deportivas o de ocio.

Por lo tanto, especialmente desde el 1 de junio hasta el 15 de septiembre, cuanto se organicen actividades para estos colectivos, se deberán tener en cuenta las siguientes recomendaciones, según la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia:

–       Beber agua y líquidos con frecuencia, aunque no se sienta sed y con independencia de la actividad física que se realice. No abusar de bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

–       Aunque cualquier persona puede sufrir problemas relacionados con el calor , prestar especial atención a bebes y niños pequeños, a mayores y a personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.

–       Permanecer el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra, climatizados, refrescándose cada vez que lo necesite.

–       Procurar reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre entre las horas más calurosas (12.00 a 17.00 horas).

–       Usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar.

–       Nunca dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado cerrado.

–       Consultar a un médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

–       Mantener las medicinas en lugares frescos, el calor puede alterar su composición y sus efectos.

–       Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.

Medidas de protección frente a efectos adversos de la exposición al sol:

–       Evitar la exposición solar en las horas centrales del día.

–       Disminuir las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, de tejido tupido y los pantalones largos bloquearán gran parte de la radiación solar. Se debe fomentar el uso de camisetas en lugar de blusas con tirantes y sin mangas.

–       Cubrir la cabeza con sombreros y gorras.

–       Utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta.

–       Utilizar productos de protección solar con un factor elevado y adecuado a la edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas. Hay que ser cuidadoso en las exposiciones sobre y en el agua, ya que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.

–       Si se toma medicación, comprobar que ésta no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta.

–       No olvidar que el riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura (cada 300 metros, aumenta un 4% el poder de las radiaciones ultravioletas).