El Pleno del Ayuntamiento de Lorquí aprueba una moción para reclamar a López Miras un Plan de Rescate y ayudas a los hosteleros

El Pleno del Ayuntamiento de Lorquí aprobó ayer, con los votos a favor del Grupo Socialista y los votos en contra del Partido Popular, una moción para pedir al Gobierno Regional de Fernando López Miras que ponga un marcha un Plan de Rescate y ayudas a la hostelería tras el nuevo cierre decretado este mes con motivo de la crisis sanitaria.

Desde el Consistorio aseguran que entienden la gravedad de la situación sanitaria pero también se posicionan al lado de estos autónomos y establecimientos que viven con incertidumbre su presente y su futuro más cercano. “Este nuevo cierre puede suponer la desaparición de muchas de estas pequeñas empresas. Empresas que, por otra parte, suponen un importante porcentaje dentro de la actividad empresarial de la Región de Murcia”.

Asimismo, consideran que el Gobierno de la Región de Murcia tiene el deber de articular las medidas necesarias para proteger la salud de las personas, pero también la obligación de velar por la economía regional, ayudando a empresas y autónomos y apoyando, sobre todo, a los trabajadores y trabajadoras y el mantenimiento del empleo. Sin embargo, “creemos que el sector hostelero no ha contado con el suficiente apoyo por parte del Gobierno Regional para paliar la situación generada por la crisis del COVID 19 y no se ha puesto a disposición del mismo las ayudas necesarias destinadas a la supervivencia de los negocios y de los miles de puestos de trabajo que dependen de la hostelería”.

Desde los ayuntamientos se está haciendo un importante esfuerzo para ayudar a los hosteleros y para paliar las consecuencias de esta crisis en su sector. Este Ayuntamiento ha aprobado una línea de ayudas directas, de entre 700 y 1.500 euros, por importe total de 200.000 euros.

Por ello, instan al Gobierno Regional a que elabore de inmediato y ponga en marcha un Plan de Rescate de la Hostelería de la Región de Murcia que contemple ayudas directas y medidas complementarias a fin de paliar las consecuencias de los daños y pérdidas ocasionados por motivo de la crisis del COVID-19. Un plan que recoja ayudas al mantenimiento de los negocios y del empleo.