Jóvenes de Lorquí elegirán en qué se invierten 10.000 euros municipales en un proceso de presupuestos participativos

Alumnos de 3º y 4º de la ESO del Instituto de Educación Secundaría ‘Romano García’ intervienen en un proceso de Presupuestos participativos puesto en marcha por el Ayuntamiento en colaboración con el centro

ecb55348-4cbd-4e8c-8dc9-1a2d036fddc9Un grupo de alumnos de 3º y 4º de la ESO del Instituto de Educación Secundaria ‘Romano García’ decidirán en los próximos días en qué se invierte una partida municipal de 10.000 euros a través de un proceso de Presupuestos Participativos puesto en marcha por la Concejalía de Participación Ciudadana.

Así, a través de este proyecto que se estructura en varias fases y se realiza en colaboración con el centro educativo, se pretende que los jóvenes elijan un proyecto que sea viable y entre dentro de las competencias municipales para que se incluya en los presupuestos de este año. Con esto se promueve una cultura democrática y participativa entre la población adolescente y, también, su implicación en asuntos relativos al municipio.

“Lorquí ya contaba con un Estatuto de Participación Ciudadana y varias experiencias de presupuestos participativos, porque creemos que el ámbito local es el ideal para el desarrollo de prácticas democratizadoras, ya que es un contexto cotidiano y conocido en el que la ciudadanía habita y se relaciona con mayor confianza y seguridad. Pero este año hemos querido ampliar la participación a los jóvenes con el objetivo de promover su implicación en la toma de decisiones en cuestiones municipales que les afecten de forma directa”, tal y como ha destacado el alcalde, Joaquín Hernández.

Por su parte, la concejal de Participación Ciudadana, María Dolores García, ha asegurado que supone una iniciativa tremendamente motivadora para aquellos que forman parte de la misma y que la participación infantojuvenil también se traduce de forma positiva en una administración pública, ya que “aportan percepciones de la realidad y propuestas que escapan muchas veces de las percepciones de las personas adultas”.

El proceso se ha diseñado en cinco fases que comprenden el diseño y presentación del cronograma, la identificación de los agentes y colectivos, las asambleas informativas y formativas, la valoración de las propuestas y la elaboración y priorización de las mismas; además de una fase final de evaluación. Actualmente ya se han presentado las diversas proposiciones y queda pendiente la fase de priorización y, por último, la votación, en la que intervienen más jóvenes y agentes sociales del municipio.