El Ayuntamiento de Lorquí reparte un total de 4.000 mascarillas entre los trabajadores del municipio que han retomado su actividad laboral

Campaña reparto de mascarillas

Las mascarillas que se han repartido han sido proporcionadas por la Delegación del Gobierno

El Ayuntamiento de Lorquí ha distribuido un total de 4.000 mascarillas entre aquellos trabajadores que a partir del lunes pasado retomaron la actividad laboral al no poder realizarla de manera telemática, asegurando las máximas medidas de salud en los desplazamientos por motivos laborales y en aquellos lugares que sea más complicado mantener la distancia personal.

Se trata de una campaña excepcional que ha tenido lugar este lunes y martes para que se pueda ir retomando la actividad económica con las máximas garantías. El reparto es sólo un apoyo a las medidas de protección de salud adoptadas por el Gobierno de España y que pasa por la imprescindible reducción de la movilidad ciudadana y la máxima observancia de las recomendaciones de higiene y salud pública.

El pasado domingo se creó un plan de departo a partir de la constitución de una Mesa de Coordinación Policial. Así, tanto la Policía Local de Lorquí, como Protección Civil y patrullas de la Guardia Civil, han sido las encargadas de distribuir estas mascarillas situándose en puntos estratégicos del municipio y coincidiendo con los horarios de mayor afluencia de vehículos para poder hacer un reparto efectivo de las mismas. Además, también recomiendan evitar el uso de vehículos públicos para todos aquellos que tengan la posibilidad de desplazarse a su trabajo en vehículo particular, moto, bicicleta o andando lo hagan de esta manera.

Los trabajadores que vuelven este lunes a la actividad son aquellos pertenecientes a los sectores no esenciales; la industria, la automoción y la construcción, que se reflejaban en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se reguló un permiso retribuido recuperable, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.
A pesar de la vuelta a la actividad económica, España mantiene el decreto de estado de alarma, lo que significa que solo estará permitido salir del domicilio para ir al trabajo, en aquellas actividades permitidas, siempre que no se pueda teletrabajar, así como para adquirir bienes de primera necesidad y para motivos justificados. “Es imprescindible que sigamos cumpliendo las recomendaciones durante este confinamiento para evitar, en la medida de lo posible, que el virus se propague” declaró el alcalde de Lorquí, Joaquín Hernández.