Lorquí recrea el mito de la caverna de Platón

Una intervención artística mural con participación ciudadana recrea danzas tribales en una cueva del municipio.

Esta actuación se incluye dentro de un Plan Estratégico Municipal llevado a cabo por el Ayuntamiento para la regeneración de la zona de los cabezos y que da empleo a 18 personas.

untitledHay expertos que aseguran que el arte es algo subjetivo, supeditado siempre a la experiencia personal frente a la pieza. Este pensamiento debe ser similar al del artista Javier García Herrero quien a la pregunta “¿Qué significa?” – realizada por aquellos que han contemplado el proceso creativo de la intervención artística mural que ha desarrollado en Lorquí durante los últimos días del pasado mes de mayo-, siempre respondía: “Lo que tú quieras. Yo lo pinté, pero no es mío”.

Tanto es su sentido de la ‘no propiedad’, muy presente en el arte urbano y callejero de los últimos tiempo, que para la elaboración de este proyecto el artista ha contado con la colaboración de un grupo de alumnos del IES Romano García del municipio y la participación de otros muchos espontáneos que se animaban a dejar su impronta en uno de los muros de contención que se ubican en las zonas de los cabezos del municipio, pobladas de las características casas cueva. “Era determinante que la obra, en el espacio público, fuese abierta y que os vecinos la hiciesen suya proyectando su propia subjetividad”, asegura el autor.

La pintura se ubicada en la fachada que cubre y sella una antigua casa cueva y que sirve de muro de contención para evitar derrumbes y accidentes, y en las terreras contiguas a ésta. Este muro también tiene un importante componente simbólico ya que separa la ruina del pasado de un espacio recreativo proyectado hacia el futuro.

Este sentido figurado y alegórico también está presente en las figuras, siluetas, formas y colores de la pintura que inevitablemente evocan las sombras de la caverna platónica o incluso a los trabajos de Keith Haring, las danzas de Matisse o el lenguaje del comic. Un mural que hace referencia a aquello que podía ocurrir tras del muro, dentro de la cueva, con figuras humanas de diversos tamaños y formas que parecen recrear danzas tribales.

Cultura verde
La intervención artística forma parte de un proyecto global de regeneración de una de las terreras de Lorquí que se incluye en el Plan Estratégico Municipal, y que se lleva a cabo a través de un taller para recuperar los cabezos que emplea a 18 parados del municipio durante 9 meses como auxiliares en viveros y jardines.

Este Plan del Ayuntamiento de Lorquí para la rehabilitación de los cabezos tiene como principales objetivos la restauración ambiental a través de actuaciones para luchar contra la erosión de la tierra; la lucha contra el cambio climático con la replantación de árboles y plantas autóctonas; mejorar las conexiones en el municipio con la creación de un camino que comunique la parte alta con la baja; y la reinserción social y laboral y el fomento del empleo verde a través del taller mixto de formación y empleo y la participación ciudadana. Asimismo, también se pretende el fomento de la cultura a través de actuaciones puntuales como la creación de esta intervención artística mural.

En este sentido, el alcalde de Lorquí, Joaquín Hernández, asegura que la cultura verde es uno de los objetivos principales del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento que pretende poner en valor el patrimonio medioambiental que tiene el municipio a través de intervenciones de recuperación de la zona y de fomento de la cultura de forma conjunta.